Carta para la Comunidad Universitaria

Estimada Comunidad Universidad de Concepción:

Proyectar la Universidad de Concepción hacia el futuro consolidando su prestigioso presente, para posicionarla como la institución moderna, diversa e inclusiva que los tiempos actuales exigen, es nuestro gran desafío para los años que se avecinan. El camino es claro: mantenernos fieles a los principios y valores que los fundadores de nuestra Casa de Estudios Superiores nos legaron, poniendo especial énfasis en brindar estabilidad a la comunidad universitaria, con un liderazgo democrático, pluralista y participativo que conduzca adecuadamente nuestra institución en los próximos años.

Hoy, considerando el escenario arriba planteado y dando respuesta al gran número de académicas y académicos que me lo han solicitado, comunico públicamente mi determinación de ser candidato a Rector de la Universidad de Concepción para el período 2018-2022. Tengo muy clara la incompatibilidad que genera esta postulación y el desempeñarse en un cargo designado de tanta relevancia como una Vicerrectoría. Sin embargo, tomando en consideración las tareas y los compromisos en curso, continuaré en mis funciones hasta fines de septiembre, ejerciéndolas con la responsabilidad y dedicación que siempre me han caracterizado.

El proyecto que respaldamos concita como Visión una universidad proactiva y artífice clave en el desarrollo sustentable de la región y del país, y que acreciente su capacidad de vinculación internacional. Nuestro compromiso involucra el mejoramiento transversal de las actuales condiciones de estudio, trabajo y desarrollo de todas las personas que integramos la Universidad. Estamos convencidos de que una institución crece cuando se genera el entorno óptimo para que todos y cada uno de sus integrantes desplieguen plenamente su potencial. Por ello, nuestras propuestas específicas están siendo trabajadas por un grupo multidisciplinario y significativo de miembros de nuestra comunidad, y reflejarán los intereses y aspiraciones de todas y todos quienes formamos parte de ella. A su debido tiempo, no estando ya en el actual cargo, me dedicaré a las labores propias de esta postulación.

Quienes me conocen saben de mi estilo de liderazgo: dinámico, cercano, participativo y pluralista. Por tanto, invito a cada una y a cada uno de ustedes a sumarse como protagonistas de este proyecto y a trabajar conjuntamente por la proyección y consolidación de la Universidad de Concepción moderna y dinámica que el centenario exige para los próximos decenios, sin perder la fortaleza del espíritu universitario y la riqueza cultural de su comunidad.

Agradezco el apoyo y la confianza que tantas personas me han brindado y que me han llevado a asumir este desafío desde los principios y valores que siempre he cultivado, y en la convicción de que este proyecto, el cual pretende armonizar la estabilidad y la necesaria modernización que nuestra Universidad requiere, permitirá que ella se abra a nuevos horizontes, desarrolle todo su potencial y camine a paso firme hacia un futuro mejor.

Sin verdad y esfuerzo no hay progreso,

Carlos Lorenzo González Correa.